Seleccionar página

Básicamente existen dos tipos de mantenimiento que podemos realizar: preventivo y correctivo, el primero puede evitar que tengamos que usar el segundo muchas veces.

Es todo aquello que hacemos con el propósito de mantener nuestro ordenador funcionando de la manera más satisfactoria posible. Para esto hay que hacer una que otra prueba de vez en cuando, mientras más sistemáticos seamos más indoloro es el proceso. Todo con el objetivo de evitar la mayor cantidad de problemas, o de mitigar el daño en caso de una falla.